La Cueva del Niño


La Cueva del Niño, localizada al margen opuesto del Río Mundo, es testimonio del antiguo poblamiento de lo que hoy conocemos como Ayna.
Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se instala en la zona de cortados fluviales protegida de los vientos, cuya pared  rocosa es rodeada por un paisaje extraordinariamente faunístico.
Está dividida en dos salas: la primera posee el mayor número de Pinturas Rupestres como son 5 Cervidos, 3 Comidos, 2 Equidos, 1 Bóvido y otras representaciones abstractas de color rojizo; la segunda  y posterior sala también posee restos pictóricos en la pared izquierda, que se conservan tras el derrumbamiento parcial.
Las Pinturas Rupestres que adornan sus paredes, descubiertas por unos excursionistas en el año 1970, han sido fechadas por los expertos entre 100 y 150 siglos antes de nuestra era, lo que sitúa a esta prehistórica población el periodo Paleolítico Superior.
Las diversas excavaciones también han demostrado la existencia de pobladores durante la época del Neolítico. Así lo demuestran los restos de cerámica encontrados relacionados con este período.
Para la visita es recomendable el uso de linterna, además de solicitar el permiso de acceso al Ayuntamiento de Ayna, ya que se encuentra cerrada al público.

Localización

¿Como llegar?

mira todo lo que tienes cerca de aquí

¿Qué estás buscando?