Encierros de Elche de la Sierra


Se celebran en honor a la Virgen de los Dolores y el Cristo de la Consolación del
13 al 19 de Septiembre siendo, sin duda, las fiestas mayores de la localidad.
La apertura de fiestas tiene lugar el día 13 por la noche, cuando se realiza el propio pregón. Ese mismo día vecinos y visitantes se reúnen en la “Balsa del Pilar” para disfrutar de la típica comida de peñas.
El día 14 por la tarde tiene lugar el desfile de carrozas, mientras que, desde el día 15 hasta el 19, se realizarán los encierros de novillos.
Una de las peculiaridades de estos encierros son las veredas, distinción notable
Consistente en el traslado de los animales desde las ganaderías hasta los distintos municipios utilizando las sendas  y cañadas que desde hace siglos se vienen utilizando para el transporte del ganado. Estás veredas suelen durar entre uno y cinco días, según el lugar de origen del ganado bravo, y los toros son acompañados por numerosos aficionados que, ya sea a pie, en caballo, en coche o en moto hacen la misma ruta que hacen los toros hasta su destino, el corral en el que permanecerán hasta la hora del encierro. Los mozos, venidos de toda la sierra y comunidades vecinas, ponen a prueba su valor delante de los astados durante todo el recorrido.
El evento dura unas dos horas por la mañana y otras dos por la tarde, desde que los animales entran en el recorrido hasta que son encerrados para su posterior suelta a las 5 de la tarde, cuando los tres novillos del día son soltados uno a uno, para su disfrute y posterior sacrificio en un lugar apartado de la vista de los espectadores.
Esta tradición se celebra en toda la región, siendo Elche de la Sierra de especial importancia por ser aquí donde surge la celebración, por lo que pasó a denominarse “Cuna de los encierros”.
El origen de los encierros en nuestra sierra no está del todo definido y, aunque existen documentos escritos de la celebración de festejos populares con reses bravas en algunos de nuestros pueblos en el siglo XVIII, como es el caso de Liétor, no es menos cierto que la primera relación del hombre con el toro en nuestra comarca fue hace unos 2.200 años cuando, según el autor griego Diodoro, el caudillo oretano Orisson, acudió en ayuda de los sitiados por Amílcar Barca en la ciudad de Hélice (actual Elche de la Sierra) utilizando toros salvajes uncidos a carros que llevaban en sus astas teas encendidas, produciendo la huida de los cartagineses  la muerte el propio Amílcar Barca ahogado en el río Segura. Esa podría ser la referencia más antigua que permite denominar a Elche de la Sierra como la cuna de los encierros.

 

 

 

Localización

¿Como llegar?

mira todo lo que tienes cerca de aquí

¿Qué estás buscando?